Realismo Capitalista de Mark Fisher es uno de esos libros que llega a darnos de trompadas en nuestras ideas, además de que nos deja con el c*lo torcido y sin esperanzas de vivir en un mundo mejor. Sin embargo, es uno de los libros más brillantes que pudiera existir para despertarnos un poco de este mundo adoctrinado y sumido en el status quo. No es un libro feliz de esos que son ‘Bestsellers’ que te dice que la vida es tan bella como puedas imaginártela, más bien es un tanto crudo y difícil de digerir, pero si lo entendemos con el enfoque correcto, nos puede ayudar a ver este mundo con otros ojos y deprimirnos menos porque al menos lo entenderemos un poco mejor.

“No se puede ser feliz en la ignorancia. Esconder la cabeza debajo de la tierra tan sólo te creará una falsa sensación de felicidad que te llevará finalmente a tomar Prozac cuando menos te lo esperes.”

Eduardo Infante en referencia a ideas de John Carpenter y Shepard Fairey

Antes de entrar en materia, es importante hacer un gran paréntesis a todo lo que se dirá a continuación. A resumidas cuentas, todo el libro es una crítica y un análisis al sistema fallido capitalista. Muchos subnormales argumentarán que el capitalismo es la mejor opción, y que si no te gusta te largues a Cuba o Corea de Norte. Es el argumento más ignorante y cerrado que pueda existir, no porque critiques severamente ‘el sistema’ significa que defiendas otros. El ser humano lleva existiendo millones de años, y ninguna civilización se ha mantenido viva por tanto tiempo, lo que nos dice que hasta la fecha no hemos encontrado el sistema perfecto. Este es el tipo de adoctrinamiento capitalista que en algún punto toca Mark Fisher, es como si en la edad media plantearas a un ciudadano promedio que la iglesia y el señor feudal no tienen por qué estar en la cima de la pirámide. En la edad media era imposible imaginarse un sistema socioeconómico diferente al feudalismo, no obstante, hoy ya no existe. En fin…

¿Qué es el capitalismo? ¿Cómo escapamos del capitalismo? ¿Hay alguna alternativa? Son las preguntas más importantes al rededor de la tesis del libro. Preguntas que nuestra sociedad adoctrinada no se plantea porque el capitalismo está metido hasta la raíces del imaginario colectivo. Tratar de responder esas preguntas nos pueden ayudar a entender esta extraña matrix en la que vivimos y probablemente tomar acciones que puedan hacer un cambio (al menos en nuestras vidas). Toda la idea detrás del libro es increíblemente densa y relevante, es imposible hacerle justicia en un simple artículo, pero trataré de hacer mi mejor esfuerzo en explicar estos puntos sin tanta vuelta.

Es más fácil imaginarse el fin del mundo, que el fin del capitalismo

Fredric Jameson & Slavoj Žižek

Capitalismo como doctrina

El sistema capitalista no es simplemente un sistema socioeconómico, también es una realidad psicológica que se nos ha metido hasta las venas. Las bases del sistema se pueden resumir a producir y consumir, más allá de eso no hay más y, sin darnos cuenta, no podemos pensar en algo diferente.

No puede haber ejemplo más claro que el problema del calentamiento global. La respuesta a este problema es fácil de identificar, pero se sale del ‘abanico de opciones’ del ser humano. Lo esencial para poder lograr un cambio realmente sustancial es simplemente dejar de consumir y producir a lo bestia, y no ‘consumir y producir diferente’. No necesitamos más alimentos orgánicos, ni más autos eléctricos, o más productos ‘verdes’ de cualquier tipo, necesitamos dejar de consumir como cerdos de engorde. Pero esta solución no es solución porque saca de la ecuación la producción y el consumo. La gente prefiere no escuchar del tema o pensar que está poniendo de su parte porque usa popotes de semilla de aguacate.

El capital ha logrado otorgar de manera tangible el valor personal como valor de intercambio, lo cual es bastante peligroso en un mundo lleno de animales con egos insaciables. Nuestra humanidad se reduce a cuánto produces y cómo consumes. Convirtiendo a todo aquello que no produce o consume (y que muchas veces es lo que nos hace humanos) en meros discapacitados, piezas de museo o pérdidas de tiempo. El capitalismo ha logrado hacer realidad el sueño húmedo de cualquier religión existente y por existir. Las religiones ayudan a dar respuesta a las preguntas sin respuesta, como darnos un sentido de vida, algo por lo cual vivir, por lo cual luchar y por lo cual morir. El capitalismo también lo hace, pero de forma tangible. Nacer bajo este sistema nos hace crecer bajo la ilusión de que llegamos a un mundo que tiene todas las respuestas, y que además, son las respuestas correctas.

Todo lo que esté sujeto a la regla de producir y consumir es lo correcto, incluso sin importar que involucre explotación de recursos naturales o humanos, simplemente se bautiza como ‘progreso’. El capitalismo es el proveedor definitivo del progreso y la productividad. ¿Por qué habríamos de cuestionarlo o cambiar algo?

Sobre el sentido de la vida

El sistema nos transforma a todos en objetos que forman parte de un espectáculo. La mayoría de las personas van por ahí viviendo la vida en piloto automático, la gente nace con un sentido y un propósito por defecto. Pero… ¿qué ocurre cuando nos cuestionamos el sentido de la vida más allá de nuestro rol en el mundo capitalista? Estas preguntas pueden generar ansiedad a nivel crisis existencial. No se trata de una crisis existencial de no saber decidir entre ser doctor o estrella de rock, si no de cuál es el sentido de la vida misma y no de tu rol como persona en el sistema.

Realismo capitalista - Kurt Cobain

Mark Fisher utiliza el ejemplo de Kurt Cobain para ilustrar este punto. Él fue un artista que entendió perfectamente su rol en la sociedad, sabía que no era más que un accesorio del sistema, una estrella más de MTV. ¿Qué importa lo que haga, si algo más grande tomará mi lugar? ¿Qué importa lo que cambie, si alguien más lo hubiera hecho de todos modos? ¿Qué importo yo, si al final sólo soy un objeto en escenario? De cualquier manera, no eres “fundamentalmente tú”, eres un objeto moldeado por el sistema a base de deseo y espectáculo. Esto podría ser entendido a mayor profundidad con el libro de Slavoj Žižek: ‘El sublime objeto de la ideología’ y del cual espero profundizar más en algún futuro.

El capitalismo se fortalece de su propia crítica

No importa qué tanto luches contra el sistema, el capitalismo siempre va a lograr tomar esa lucha y hacerla suya, y te va a gustar (o al menos a la mayoría). El sistema puede hacer lo que quiera, y cuando sus acciones generan un mal tan evidente, la gente se da cuenta y busca la forma de manifestarse en su contra; pero el sistema siempre puede defenderse al convertir causas en ideología consumible, y les funciona.

Fisher ilustra este problema tomando como ejemplo la película Wall-E, producida por una de las compañías más grandes y poderosas que puedan existir. La película muestra un mundo distópico al cual se podría llegar por el ritmo radical de consumo del ser humano. Es una película de niños, sí, pero la vemos conscientes de que es algo a lo que el mundo podría llegar si las cosas se mantienen tal como están; con el sistema e ideología de consumo y producción que tenemos, más la ausencia de acciones para cambiarlo. El sistema capitalista no necesita ‘censurar’ o no permitir este tipo de contenido en los medios, porque, a pesar de estar consientes de que nos está llevando la v*rga y las razones, la sociedad está bien mientras pueda consumirlo.

Esto lo podemos ver en cualquier causa social o reclamo que puedas ver en el sistema. – ¿Estás inconforme sobre la discriminación a la comunidad LGBT? ¡Ah! Qué bueno que me dices, así agrego colores a mis logos y redes sociales para que te sientas cómodo consumiendo de mi empresa, no necesito cambiar nada que no sea cosa comercial o de relaciones públicas –


Estas son sólo 3 ideas de la primera mitad del libro, planeaba poner de todo el libro en un sólo post pero pensé que terminaría siendo muy largo y probablemente nadie lo termine de leer 💔 si veo que hay buena respuesta continuaré agregando más al post o publicando una segunda parte.

No sé si lo necesitas, pero por si las dudas, aquí puedes leer el libro en español en PDF aunque es escaneado y puede ser medio tedioso pero es gratis (porque nos sentimos cerdos antisistema). En inglés lo puedes comprar en cualquier lado.

Muchas gracias por haber leído hasta este punto, espero que el artículo te haya resultado al menos un poco interesante. Si gustas apoyarnos puedes hacerlo compartiendo el artículo o dando clic en alguno de los anuncios que te aparezcan por ahí 😬